Arranque de material

Las aplicaciones de arranque de material forman parte de la mayoría de procesos de fabricación e incluyen tareas como el desbastado, el desbarbado y el pulido.

Las ventajas del arranque de material robotizado
Con la flexibilidad, , la repetibilidad y la extrema precisión de los robots MOTOMAN es posible rectificar,
cortar o pulir casi cualquier material, para lograr una elevada calidad en el acabado. Mientras que el robot también mejora la productividad, la clave consiste en la calidad, que es un reto en el proceso manual. Además el robot evita problemas de salud y de seguridad relacionados con los procesos manuales.

Métodos para manipular el proceso con un robot
Los dos problemas principales para el robot son sujetar la pieza o la herramienta. Si el robot sostiene la pieza es posible añadir valor al sistema al permitir que el robot descargue la pieza acabada en una cinta transportadora o similar. Gracias al excelente controlador DX100 del robot, también es posible tener varios robots trabajando juntos para una mayor flexibilidad. Un robot sostiene la pieza, mientras que el otro manipula la herramienta.